Ubicaciones

Coworking: qué puede aprender Europa de UK

Compartir

07/10/2019

Por Cal Lee, global head of Workthere

Al observar el mercado global de coworking, rápidamente se hace evidente que algunos países destacan frente a otros por la amplitud y profundidad de su oferta. Por ejemplo, el Reino Unido, específicamente Londres, es reconocido desde hace tiempo como un hub consolidado para espacio de trabajo flexible.

De hecho, Londres alberga más de 1.200 localizaciones de coworking (en comparación con Nueva York, que solo tiene 600), sin mencionar más de 300 operadores diferentes, desde marcas conocidas, como WeWork e IWG, hasta proveedores independientes, como The Worker´s League o el negocio familiar Finsbury Business Centre. A pesar de que WeWork domina los titulares en los últimos tiempos, es importante resaltar que el concepto de coworking no es nuevo y ha existido durante varias décadas. Sin embargo, es justo decir que ha experimentado un renacimiento en los últimos años con las nuevas marcas consolidadas y que se han posicionado en este mercado como proveedores de prestigio que defienden el diseño innovador de oficinas.

The Office Group es un ejemplo de cómo una marca, fundada hace más de 15 años, ha sido capaz de mantener el crecimiento y la permanencia en un mercado competitivo, ahora con presencia en 44 localizaciones en el Reino Unido, expansión en Alemania y más aperturas esperadas en el futuro cercano a nivel global. Con un fuerte enfoque en el diseño y la sensación de estar en una oficina, especialmente con respecto a la individualidad de un espacio, tener un punto de diferenciación en el mercado actual ha sido vital para que The Office Group se mantenga presente y relevante.

Summit House, TOG, Londres

¿Cómo ha sido posible este crecimiento exponencial en el Reino Unido?

En la última década ha habido dos impulsores clave del crecimiento del coworking el Reino Unido. El primero llegó con el considerable aumento del número de nuevas empresas que se establecieron después de la gran crisis global en 2008. Año tras año vimos volúmenes récord de inversión en start-ups y ampliaciones que necesitaban flexibilidad a medida que escalaban o fracasaban, y que no podían comprometerse a un contrato o no tenían el capital para un alquiler. Por lo tanto, comenzamos a ver un aumento en el número de nuevos coworkings y proveedores flexibles para acomodar la demanda. El Reino Unido representó el 35% de toda la inversión de capital riesgo europeo en el primer semestre del año.

La estructura de contratos de arrendamiento a largo plazo en el Reino Unido y los procesos de los propietarios han beneficiado al mercado de oficinas flexibles y de coworking, no solo en referencia a las start-ups, sino también cada vez más a las pymes y grandes empresas, que han visto las ventajas del espacio de trabajo como servicio. La estructura en el Reino Unido siempre ha sido más favorable al propietario, con contratos con los inquilinos por 10-15 años, que además tienen que desembolsar un gasto de capital importante para la implantación en la oficina y, posteriormente, el gasto de dilapidations al final del contrato de arrendamiento. Todo este proceso no facilita que un inquilino se comprometa en un nuevo espacio de oficina. Por lo tanto, no sorprende que la segunda etapa de crecimiento esté siendo impulsada por empresas medianas y grandes que recurren a espacios de oficinas flexibles en lugar de renovar su contrato de arrendamiento.

¿Y cómo se traduce esta tendencia en Europa?

El mercado de coworking en Europa, aunque relativamente incipiente en comparación con el Reino Unido, EEUU y Asia, se ha transformado por completo en los últimos años y una variedad de empresas, desde nuevas empresas hasta corporaciones más grandes, están recurriendo al espacio de trabajo flexible como una alternativa a largo plazo para alquilar un oficina convencional. Marcas de Reino Unido como The Office Group y Huckletree ya se han expandido en el extranjero a países como Alemania e Irlanda. Utilizando modelos del Reino Unido como base, proveedores como Welkin y Meraki (Francia), Offices for You (Países Bajos), Betahaus (Alemania) y Utopicus (España) se han convertido en marcas bien establecidas para empresas europeas de todos los tamaños en las capitales y otras ciudades.

Utopicus Gran Vía-Cibeles, Madrid

 

Diferentes localizaciones en toda Europa se están convirtiendo en puntos calientes para el coworking y, como era de esperar, esto está teniendo un efecto en la cadena de suministro actual. Con niveles de demanda sin precedentes, algunos lugares como Dublín, Ámsterdam y París se han encontrado con una falta de existencias en el mercado, por lo que aumentan los precios. Por ejemplo, en París, el coste medio por escritorio en oficina privada ha subido a más de 900 € /mes, significativamente más alto que el precio medio en Londres, 700 €/mes. Todos estos operadores se benefician de las tasas de disponibilidad relativamente bajas en Europa. A medida que más compañías globales expanden su presencia en ciudades europeas clave, quedan pocas opciones aparte de espacio de oficina flexible o de coworking, y prevemos que esta demanda continúe impulsando el crecimiento del mercado. Además, esperamos que los crecientes niveles de inversión de venture capital muestren una tendencia similar a la del Reino Unido e impulsen el crecimiento de la demanda por parte de empresas de nueva creación y pymes, en particular en Alemania, Finlandia y Dinamarca.

¿Podemos esperar que esta tendencia continúe? La respuesta en una palabra es sí. A medida que el mercado del Reino Unido continúa creciendo (especialmente en localizaciones regionales fuera de Londres) esperamos ver patrones de crecimiento similares en Europa, especialmente en aquellos mercados como Alemania, Finlandia y Dinamarca, que han experimentado un cierto crecimiento, pero que tienen bastante más capacidad. A pesar de los ligeros cambios en el mercado del Reino Unido, que atraviesa un período de cambio impulsado por la consolidación, la juventud del mercado europeo implica que los nuevos operadores demuestran tanto éxito como los más establecidos. Según el informe de Workthere What Coworkers Want, solo 6% de los trabajadores en oficinas flexibles no está contento con su lugar de trabajo. Hay muchas razones para celebrar la tendencia del coworking mientras éste asalta Europa.

Encuentra espacios de trabajo flexibles en distintas ciudades del mundo aquí.